La seguridad es para nuestros clientes el motivo de compra más importante para nuestros servicios. Por ello llevamos nuestra promesa de servicio a nuestros clientes a un denominador: ¡Plásticos con la máxima pureza!

Combinamos las técnicas acreditadas con milenios de antigüedad, como el cribado, clasificado y la desmetalización con la innovadora clasificación optoelectrónica. Detectamos y eliminamos las contaminaciones más diminutas en los productos, que son atribuibles a las oscilaciones inevitables de las personas, las máquinas y el material.

Nuestro punto fuerte se encuentra en cada paso de procesamiento en la separación de los componentes inevitables y de este modo, indeseados, los cuales no sólo se eliminan de modo fiable, sino también con una pérdida de material mínima. ¡Garantizado!

De este modo nuestros clientes reciben con toda seguridad los productos que necesitan. Ya que calidad significa "Cumplimiento de las propiedades garantizadas". En todos los sentidos.